Corregir color con corrector

El uso del corrector es uno de los principales errores a la hora de maquillarnos; ya que pensamos que si aplicamos “mucho” corrector del color de nuestra piel, vamos a lograr que aquellas imperfecciones en nuestro rostro desaparezcan. FALSO! 

Por ejemplo, no se dieron cuenta que una persona ojerosa luce aún más ojerosa luego de aplicarse corrector? … Esto se debe a que un corrector, por más que sea al color de nuestra piel, no logra neutralizar aquel color que deseamos esconder. Por esta razón, existen correctores de colores que logran que estas manchas, ojeras e imperfecciones desaparezcan por arte magia!!! … Solo tienes que aplicarlo y difuminarlo antes de usar el corrector que sea el tono de tu piel o la base.

Aquí te presento una lista de los usos de los diferentes colores de correctores:

#Naranja o #salmón: Es ideal para neutralizar ojeras de tonos marrones o azuladas. Además, el tono salmón aporta color a pieles con despigmentación.

#Verde: Cubre manchas rojas, por lo cual es muy conveniente para aquellas personas que sufren de rosácea.

#Lila: Es utilizado para cubrir manchas amarillentas de nuestro rostro.

#Amarillo: Ayuda a neutralizar manchas o hematomas de tonos violetas o morados.